¡Bienvenidos!

lunes, 24 de diciembre de 2012

La Palabra se hizo hombre



Y la Palabra se hizo hombre,

acampó entre nosotros

y contemplamos su gloria:

gloria de Hijo único del Padre,

lleno de amor y lealtad.

Refieren las historias orientales

la de aquel rey del tiempo, que sujeto
a tedio y esplendor, sale en secreto

y solo a recorrer los arrabales

y a perderse en la turba de las gentes

de rudas manos y de oscuros nombres;

hoy, como aquel Emir de los Creyentes,

Harún, Dios quiere andar entre los hombres.
Y nace de una madre, como nacen

los linajes que en polvo se deshacen,

y le será entregado el orbe entero.

Aire, agua, pan, mañanas, piedra y lirio.

Pero después la sangre del martirio,

el escarnio, los clavos y el madero.

Amén. 
Escrito por Jorge Luis Borges
- Poeta y filósofo argentino (1889-1986)

martes, 18 de diciembre de 2012

Estaba la Virgen María



Estamos en el umbral de Navidad, la solemnidad en que recordamos el nacimiento del Señor Jesús y lo contemplamos presente. 

El acontecimiento prodigioso que recuerda el hecho histórico de la venida de Dios en la tierra: “Dios se ha hecho hombre para que el hombre llegara a ser Dios”, dice san León Magno e invita al cristiano a reconocer la propia dignidad porque, con la encarnación de Dios, toda la humanidad participa de la naturaleza divina.

En el nacimiento de Jesús, la colaboración de la Virgen María es determinante. La contemplamos en una delicada escena del gran poeta español Miguel de Unamuno.

Estaba la Virgen María meciendo el pesebre en Belén, brizándole a Dios que dormía, estribillo del brizo era amén.

Soñaban el buey y el borrico, soñaban con la creación, y Dios, ¡ay qué niño tan rico!, dormía sin ensoñación.

El alba del tiempo apuntaba, vestía a los sueños de luz, soñaba la Virgen María, cantaba soñando la cruz. Amén.


sábado, 1 de diciembre de 2012

Adviento: Navegar en la red secreta del propio corazón



Adviento es el tiempo en que nosotros los cristianos miramos adelante, esperando la venida de Jesús, que celebraremos en la fiesta de Navidad.  El tiempo en que nos ponemos un poco en silencio, escuchando su voz, que nos dice que él está esperándonos en su portal.


El Adviento nos invita a escuchar; escuchar a Jesús, a estar atentos a su palabra en el Evangelio y a sus inspiraciones en nuestro corazón. Pues Jesús nos habla todos los días... pero no siempre estamos dispuestos a escuchar, a ponernos en su línea, dejando nuestra. ¿Podremos dejar que las líneas de Facebook, Hi5, Twitter, YouTube, Tuenti, MySpace, NetLog, Bonus Track, etc. se apaguen un rato, para escuchar a Jesús? ¿Intentaremos descolgar el móvil y rezar un cuarto de hora, en intimidad con Jesús?


Contemplar los signos que Jesús nos va dejando... como los Magos la estrella, para  aprender a verle hasta en las más pequeñas cosas y palabras y en los más pequeños gestos y buenas obras.



Y reaccionar. ¡Muévete! Porque una vida parada no conduce a nada. Hace falta también lo concreto, el compromiso real con el bien. Y todo, porque Dios se hace pequeño, se entrega en lo pequeño, se da en lo pequeño para que podamos comprender la grandeza de la pequeñez, y la pequeñez de su grandeza.


Pues este Adviento te proponemos escuchar más a Jesús, hablarle desde lo profundo de tu corazón. Y luego compartir la vida con los demás, porque  Dios ha compartido la nuestra. Por eso nuestra vida también será más: más cercana, más humana, más llena de Dios...

Escúchale, contempla, navega en tu interior, en la red más secreta,  y descubrirás las razones de la entrega que puede dar la verdadera felicidad:  movilizar la vida hacia la bondad, como Jesús.


miércoles, 21 de noviembre de 2012

Los nuevos púlpitos del Beato Santiago Alberione

Han pasado 41 años de la muerte del beato Santiago Alberione (26 noviembre 1971). Nacido en 1884 en Piamonte, Italia, fue sacerdote de profunda vida de oración y de incansable acción. Pensó para la vida apostólica en hombres y mujeres que busquen resanar las leyes, la escuela, la literatura, la prensa, las costumbres, usando los nuevos medios de apostolado con un renovado empuje misionero. Por eso  fundó diez congregaciones religiosas e Institutos seglares, que en su conjunto constituyen la “Familia Paulina”. Todos comprometidos de modos distintos, en la evangelización, bajo la guía y la protección de San Pablo.


Participando del Concilio Vaticano II,  Alberione vio concretados sus sueños al aprobarse el documento “Inter mirifica”, que compromete a toda la Iglesia a “predicar” con los nuevos medios de comunicación en la cultura de la comunicación.

Alberione, en todas sus obras, estuvo animado por un profundo amor a la Eucaristía. Tanto es así, que él tuvo su primera inspiración en una noche de adoración Eucarística. Su vida de entrega incansable al servicio de la Iglesia tenía una meta: llegar a la gente con un mensaje no tan solo religioso, sino penetrar todo el pensamiento y el saber humano con el evangelio. Por ese decía: “Hoy no basta el púlpito, se necesitan todos los medios. En pocos años se ha transformado el mundo y nosotros, para caminar con él, debemos ponernos al día”. Se hace necesario “el cine, la radio, la prensa, la televisión y todo lo que sirva para comunicar el pensamiento”.

Su figura pequeña y frágil no se dio tregua en su entrega por la construcción de la Iglesia y de una sociedad más humana y cristiana, vislumbrando la aurora de una nueva era en los medios de comunicación social.

El 28 de junio 1969 el padre Alberione es recibido en audiencia por el Papa Pablo VI. El Papa dijo de él: “Miradlo: humilde, silencioso, incansable, siempre alerta, siempre ensimismado en sus pensamientos, que van de la oración a la acción, siempre atento a escrutar los ‘signos de los tiempos’, es decir, las formas más geniales de llegar a las almas... Nuestro P. Alberione ha dado a la Iglesia nuevos instrumentos para expresarse, nuevos medios para vigorizar y ampliar su apostolado, nueva capacidad y nueva conciencia de la validez y de la posibilidad de su misión en el mundo moderno y con los medios modernos. Deje, querido P. Alberione, que el Papa goce de esta prolongada, fiel e incansable fatiga y de los frutos por ella producidos para gloria de Dios y bien de la Iglesia”.

El Padre Santiago Alberione fu proclamado beato por el Papa Juan Pablo II el 27 abril del 2003.

jueves, 1 de noviembre de 2012

Alcanzar la santidad diariamente, ¿es posible para nuestros jóvenes?

¿Sabéis que el día 1 de noviembre es la fiesta de todos los santos? Para un joven, ¿que significa la santidad? Una ilusión… ¿cosas de curas o de monjas?  


La santidad no es algo que se encuentre en las nubes, lejos de nosotros y de nuestra vida. La santidad es una llamada gratuita de Dios, que se realiza en el día a día, en las pequeñas y grandes cosas que la vida nos presenta; y que intentamos hacer con amor, y por amor. Siempre mirando adelante; y superando nuestros límites e imperfecciones.  

El apóstol Pablo confiesa que él no se siente perfecto, sino que, como un corredor en el estadio, continúa su carrera para alcanzar la meta, que es Jesús;  porque Pablo mismo había sido alcanzado por el Señor. Para el Apóstol lo importante era lanzarse hacia delante, mirar más allá del horizonte humano, para alcanzar el premio que Dios le ha preparado desde lo alto en Cristo Jesús (cfr. Flp 3,12-14).

Nos gustaría conocer tu opinión: En tu vida concreta, ¿qué es para ti la santidad?

sábado, 13 de octubre de 2012

La raíz y el fundamento: Jesús Maestro

Nos gusta compartir con los jóvenes la raíz y fundamento de la vida,  el  “focus” central que da sentido a la existencia, Jesús Maestro Camino, Verdad y Vida, el pilar de referencia que da seguridad y que llena de perspectiva la vida juvenil. 



El beato Santiago Alberione, fundador de la Familia Paulina,  encuentra en el título de Maestro una definición muy apropiada de Jesús.  Jesús es el Maestro único, fiable, exclusivo. No es un Maestro al que solo debemos escuchar; sino un Maestro que se tiene que imitar, con el cual hay una comunión de Vida.  

Jesús es la Verdad que nos ilumina. Es el Camino que nos guía. Es la Vida que nos hace vivir (como los racimos viven si están unidos a la vid). Jesús dice de sí mismo: “Io soy la luz del mundo; quien me sigue no camina en las tinieblas, más tendrá la luz de la Vida” (Juan 8,12). 

La imagen querida por el beato Alberione muestra a Jesús en la actitud del Maestro que, con la mano derecha pide que se haga silencio para escucharlo; y con la izquierda enseña el Libro - grande y abierto - del Evangelio. Sus pies y sus manos llevan los signos de la Pasión, detrás de su figura la luz de la cruz del resucitado. Está apoyado sobre el mundo, para expresar que está con nosotros, para evangelizar el mundo de hoy.

lunes, 8 de octubre de 2012

Sé de quién me he fiado. ¿Y tú?


Aquí estoy para recordar la llamada del Papa Benedicto XVI para el Año de la Fe, que la Iglesia celebra desde el próximo 11 de octubre 2012 hasta el 24 de noviembre 2013.

He pensado lo que significa para “la fe”. Exactamente no sé decirlo, pero me gusta  pensar en la fe como una luz, una energía, casi una fuerza recreadora, una brújula que me indica la dirección del camino, me conduce y me da seguridad. 
Me ha escrito Mariela, una chica de 20 años: “La fe para mí es como dar la llave de la vida a Dios, que sabe llenar el vacío que a veces siento y me da serenidad; fe es poner todas mis cosas, proyectos y afanes, en sus manos”.

¿Y para ti, qué es la fe? Cuéntanos tu propia experiencia y ponla aquí, en los comentarios del blog. Ayudarás a todos a reavivar la fe y a gustarla, agradeciendo a Dios por el sentido que da a nuestra vida.

¡Venga! Te esperamos, ¿vale?  


miércoles, 26 de septiembre de 2012

Promover la pastoral vocacional en Europa



Las Paulinas, encargadas de la pastoral vocacional de Europa (hermanas de Italia, Portugal, España, Francia, Rumanía, Alemania, Polonia, República Checa), se encontraron el pasado 20-25 de septiembre, en Praga, República Checa, para compartir las experiencias concretas de pastoral vocacional, con sus dificultades y perspectivas. 

El grupo reflexionó sobre los primeros pasos del acompañamiento vocacional, guiadas por la animadora, hermana Pina Riccieri, que luego expuso el tema de la comunidad paulina, como un hogar para la animación vocacional. Asimismo, la Hna. Pina animó a las presentes a promover la cultura vocacional entre los jóvenes.
 
Las participantes decidieron de dar continuidad al diálogo y a la colaboración entre todas, intercambiando ideas, experiencias  y subsidios de pastoral vocacional.


Una pausa muy interesante y provechosa ha sido la visita a la Librería Paulinas de Praga. Han sido inspiradores de momentos de fe los lugares de incomparable belleza artística y religiosa de la antigua ciudad de Praga.

viernes, 7 de septiembre de 2012

La joven María abre el camino hacia Jesús



La fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen María nos lleva a admirar en María niña la aurora purísima de la Redención. Contemplamos a una niña como todas las demás y, al mismo tiempo, única, la "bendita entre las mujeres" (Lc 1, 42). María es la inmaculada "Hija de Sión", destinada a convertirse en la Madre del Mesías.

Al contemplar a María niña, en este momento, nuestra mirada se dirige a todos los niños inocentes que, en las diversas partes del mundo, son víctimas de la violencia de los adultos. Niños obligados a empuñar las armas y educados a odiar y matar; niños forzados a mendigar por las calles, explotados para obtener fáciles ganancias; niños maltratados y humillados por la prepotencia y los abusos de los mayores; niños abandonados a sí mismos, privados del calor de la familia y de una perspectiva de futuro; niños que mueren de hambre; niños asesinados en los numerosos conflictos que se libran en diversas regiones del mundo.

Es un fuerte grito de dolor de la infancia ofendida en su dignidad. Ese grito no puede, no debe dejar indiferente a nadie. Amadísimos hermanos y hermanas, ante la cuna de María niña, tomemos renovada conciencia del deber que todos tenemos de tutelar y defender a estas frágiles criaturas y construir para ellas un futuro de paz. Oremos juntos a fin de que se creen para ellos las condiciones de una existencia serena y segura. (Escrito por Juan Pablo II)

viernes, 24 de agosto de 2012

Palabras del Papa a los jóvenes sobre el sentido de la vida



No os quedéis con respuestas fáciles
 

El hombre no puede vivir sin la búsqueda de la verdad sobre sí mismo. Los grandes interrogantes que llevamos dentro renacen siempre: ¿quiénes somos?, ¿de dónde venimos?; ¿para qué vivimos? Estas preguntas son el signo más alto de la trascendencia del ser humano. Es, precisamente, mirándonos a nosotros mismos con verdad, con sinceridad y con valor como intuimos la belleza, pero también la precariedad de la vida, y sentimos una insatisfacción, una inquietud que nada concreto consigue llenar. Os invito a tomar conciencia de esta sana y positiva inquietud. No os quedéis en las respuestas parciales, más cómodas, que pueden dar algún momento de exaltación, pero que no dan la verdadera alegría de vivir. Aprended a leer en profundidad vuestra experiencia humana: ¡descubriréis, con sorpresa y con alegría, que vuestro corazón es una ventana abierta al infinito! 


El hombre, también en la era del progreso científico y tecnológico, sigue siendo un ser que desea más que la comodidad y el bienestar, sigue siendo un ser abierto a la verdad entera de la existencia. Vosotros lo experimentáis continuamente cada vez que os preguntáis: ¿Pero por qué? Cuando experimentáis qué significa amar de verdad; cuando sentís fuertemente el sentido de la justicia y de la verdad, y cuando sentís también la falta de justicia, de verdad y de felicidad. ¡Dejad que el misterio de Cristo ilumine toda vuestra persona! Entonces podréis llevar en los diversos ambientes esa novedad que puede cambiar las relaciones, las estructuras, para construir un mundo más justo y solidario, animado por la búsqueda del bien común. (Escrito por Benedicto XVI)

domingo, 19 de agosto de 2012

Recordando nuestro aniversario


El 20 de agosto de 1914, en Alba – una hermosa ciudad de Piamonte (Italia), Dios selló con el joven sacerdote Santiago Alberione, un pacto de alianza, pidiéndole de poner el cimiento de una nueva familia religiosa, bajo la especial protección del Apóstol Pablo, para evangelizar al mundo. 

La Familia Paulina ha nacido así, en fe, pobreza y sencillez, con algunos seminaristas, a quienes Santiago Alberione comunicó su pasión por el Evangelio, que tiene que ser anunciado con la prensa y todos los medios modernos de comunicación.

En este aniversario nos gusta subrayar el papel del Apóstol Pablo,  padre de la Familia Paulina, su maestro y modelo. Si San Pablo viviera, hoy seguiría ardiendo de la doble llama: el celo por Dios y la pasión de anunciar el Evangelio a todos los hombres. Y para que pudieran escucharle subiría los pulpitos más elevados y multiplicaría su palabra con los medios del progreso actual. Por el amor a Jesús, Pablo hablaba, rezaba, viajaba, sufría… hasta a morir por Él.

La meta alta y fascinante de la Familia Paulina es: “Ser Pablo viviente hoy”; hoy, en nuestro mundo multicultural, globalizado, tecnológicamente avanzado… y que busca la verdad y la justicia; y, aun si darse cuenta, tiene hambre y sed de Dios. 

A vosotros jóvenes, amigas y amigos de nuestro Blog, quiero decir: No tengáis miedo… cuanto más grande es el amor, más grande es el gozo. Escuchad en silencio la llamada; Dios  llama a todos a sembrar luz y paz, a dar un sentido de amor profundo a la vida. ¿Quizás si Dios llama a ti también a ser “Pablo viviente hoy”? 


viernes, 27 de julio de 2012

Disfruta de las vacaciones con libros buenos y atractivos

Dicen que leer es una forma de felicidad; es un íntimo placer. Es verdad. Hay libros capaces de llegar al corazón, libros divertidos, libros llenos de sabiduría; cuentos y poesías, libros testimonios que enseñan a vivir… Hay libros que logran mover la conciencia del lector, de hacerlo reflexionar y motivarlo. Libros que llevan a apreciar aquello que realmente vale, y que muchas veces pasa desapercibido…

Con nuestra Editorial Paulinas, 
te sugerimos cinco libros, simpáticos, 
que pueden marcar con un sello 
de oro tus vacaciones.

Encuentros con Jesús,  de Thérese Neel.
Un libro para imaginar el impacto personal 
que pudo suponer para los personajes del Evangelio, 
el encuentro personal con Jesús.



El color de los sentimientos, de A. Strada – C. Zanotti.
Conocer los sentimientos para poder encauzarlos 
y reforzar sus valores. Libro que introduce 
en forma práctica al conocimiento de sí mismo.

Diez camellos arrodillados, de Ermes Ronchi.
El autor nos va a conducir hacia la oración por unos 
caminos que nos sorprenden, llenos de belleza, 
de profundidad, de emoción. 

Jade y los misterios de la vida, de Francisco Garagnon.
JADE es una niña llena de sabiduría y poesía. Como si fuese 
un maestro experimentado, nos lleva de la mano, con su frescura 
infantil a un viaje fascinante.



Joy y la búsqueda de la felicidad, 
de Francisco Garagnon.
Un relato apasionante, lleno de humanidad, 
de sencillez y de espiritualidad. 
Joy, una niña muy especial, 
es un torrente de vida 
que nos conmocionará íntimamente.


****
Entra en el Catalogo Editorial Paulinas en ISSUU y allí puedes conocer decenas y decenas de libros interesantes.
****

jueves, 12 de julio de 2012

Descubrir el proyecto de Dios en este tiempo de crisis


Cada persona tiene dentro de sí una mente y un corazón que nadie puede tocar, que nadie puede destruir. Es verdad que en último término nos pueden quitar la vida, pero nadie nos puede obligar a pensar lo que no queremos, ni amar lo que odiamos, ni despreciar lo que sea más importante para nosotros.

Cada hombre o mujer, en esta tierra, puede vivir para algo, puede vivir para alguien. Querer vivir para nada, sin ningún proyecto serio, sin ningún amor sincero, es caminar hacia la propia destrucción de la persona. Por eso hay que descubrir nuestra tarea, nuestra misión en esta vida. Se trata de ver cuál es mi trayectoria personal y preguntarme qué esperan los demás de mi existencia. Sentido de la vida y vocación personal en este punto se encuentran.

Hay un designio que nos supera, nunca comprendido del todo; hay un proyecto en el que cada uno tiene un lugar maravilloso. Descubrir ese proyecto de Dios especialmente en este tiempo de crisis, pensando para nosotros, para nuestra propia felicidad y para el bien de nuestro país y del mundo, es una tarea que nos pide a todos abrir el corazón a la esperanza.

El tipo de persona a la que aspiramos es el de aquélla que sepa elegir, dividir, cortar por lo sano y, al mismo tiempo, que sepa adoptar, rehusar, rechazar. Toda elección así realizada es creadora. Todo ser personal tiene ante sí la vocación a una elección responsable para llegar a ser la persona en plenitud que ha sido llamada a ser. Pero, por encima de las llamadas concretas que cada persona pueda tener, todos estamos llamados a ser “buenas personas”.

viernes, 29 de junio de 2012

La Familia Paulina celebra la solemnidad de san Pablo apóstol

El Beato Santiago Alberione explica la elección de Pablo como patrono de la Familia Paulina. Esta familia religiosa presente en el mundo, se propone vivir a san Pablo, hoy, pensando, trabajando, orando y santificándose como lo haría san Pablo si viviesa hoy. Él vivió los dos importantes preceptos: del amor a Dios y del amor al prójimo de modo perfecto. 

El padre Alberione nos impuja a vivir el espíritu paulino, que es el alma de todo lo que somos y hacemos. Así lo describe: “El espíritu de un Instituto se define como una forma característica y permanente de ver, sentir y querer, hasta llegar a reproducirlo en la vida. El nuestro se reduce a esto: vivir integralmente el Evangelio de Jesucristo, camino, verdad y vida, como lo interpretó y vivió san Pablo, bajo la mirada de María, madre, maestra y reina”.


Alberione continua: “Todo el secreto de la grandeza de san Pablo estriba en la vida interior. Podemos decir que el venció desde dentro: desde el amor a Jesucristo, y desde el espíritu de abnegación. Por eso, la celebración de esta solemnidad tiene sus fines: hacernos conocer, retener y creer las grandes enseñanzas del apóstol y conducirnos a la imitación de sus grandes virtudes”.

Que san Pablo apóstol interceda por nosotros y nos haga más agradables a Jesucristo!

viernes, 22 de junio de 2012

Ser testigos de Jesucristo como san Juan Bautista

Celebramos la Solemnidad del nacimiento de San Juan Bautista. Además del nacimiento de Jesús, Hijo de Dios, y del nacimiento de María, Virgen Inmaculada, el único santo de quien se celebra el nacimiento terrero es San Juan Bautista.
Este santo nos enseña a cumplir con nuestra misión que adquirimos el día de nuestro bautismo: ser testigos de Cristo viviendo en la verdad de su palabra; transmitir esta verdad a quien no la tiene, por medio de nuestra palabra y ejemplo de vida; a ser piedras vivas de la Iglesia, así como era el Papa Juan Pablo II.
Nos enseña a reconocer a Jesús como lo más importante y como la verdad que debemos seguir. Nosotros lo podemos recibir en la Eucaristía todos los días.
Nos hace ver la importancia del arrepentimiento de los pecados y cómo debemos acudir con frecuencia al sacramento de la confesión.
Podemos atender la llamada de Juan Bautista reconociendo nuestros pecados, cambiando de manera de vivir y recibiendo a Jesús en la Eucaristía.
El examen de conciencia diario ayuda a la conversión, ya que con éste estamos revisando nuestro comportamiento ante Dios y ante los demás.
Pidamos a Jesús que nos envíe muchos profetas y santos como el.

lunes, 11 de junio de 2012

“Si me falta el amor”

El  título es de san Pablo en 1Cor 13,3, e indica que sin el amor nada vale, ni siquiera las cosas más nobles y heroicas que hagamos. Este texto nos plantea fuertes preguntas y puede ayudarnos a sanar las heridas de la vida.

La inteligencia sin amor te hace perverso.
La justicia sin amor te hace implacable.
La diplomacia sin amor te hace hipócrita.
El éxito sin amor te hace arrogante.
La riqueza sin amor te  hace avaro.
La docilidad sin amor te hace servil.
La pobreza sin amor te hace orgulloso.
La belleza sin amor te hace ridículo.
La autoridad sin amor te hace tirano.
El trabajo sin amor te hace esclavo.
La simplicidad sin amor te quita valor.
La oración sin amor te hace introvertido.
La ley sin amor te esclaviza.
La política sin amor te hace egoísta.
La fe sin amor te hace fanático.
La cruz sin amor se convierte en tortura.

La vida sin amor simplemente no tiene sentido.

viernes, 1 de junio de 2012

San Pablo, apóstol: modelo de evangelizador

En este mes de Junio que empezamos hoy, podemos reflexionar en la vida del apóstol San Pablo como vivía en su tiempo. En el podemos aprender como sus hijas en nuestro trabajo misionero en el lugar donde estamos.
San Pablo es un modelo de evangelizador. Atravesó las ciudades de los gentiles, el  mundo conocido, el Mediterráneo, vehículo de culturas. Pablo se levantó ante un mundo hostil para presentar a Jesús. Lo hizo con valentía y con garra.
El Papa Benedicto XVI nos decía hablando de él: “En el apostolado de San Pablo no faltaron dificultades, que afrontó con valentía por amor a Cristo”. Él mismo recuerda que tuvo que soportar trabajos, cárceles, azotes; muchas veces peligros de muerte. Tres veces fui azotado con varas; una vez lapidado; tres veces naufragué. Viajes frecuentes; peligros de ríos; peligros de salteadores; peligros de los de mi raza; peligros de los gentiles; peligros en ciudad; peligros en despoblado; peligros por mar; peligros entre falsos hermanos; trabajo y fatiga; noches sin dormir, mucha veces; hambre y sed; muchos días sin comer; frio y desnudez. Y aparte de otras cosas, mi responsabilidad diaria: la preocupación por todas las Iglesias” (2 Cor 11,23-28).
 ¡Que no falte nunca a tu Iglesia, Señor, el vigor y la audacia en la tarea evangelizadora en los lugares en los que nunca oyeron hablar de Ti!

martes, 29 de mayo de 2012

Dios se encuentra con nosotros, como con María

Con María, hemos celebrado todo el mes de mayo y con María, lo terminamos. Ella es modelo de nuestro caminar creyente. En este Cántico del Magníficat, se resume toda la historia del Dios que humilla a los soberbios y ensalza a los sencillos, porque es la sencillez la que ha de presidir nuestras acciones. Dios se encuentra con nosotros, como con María, en la sencillez del corazón y es entonces cuando colma nuestras ansias, nos devuelve la alegría, cumple su promesa y nos dispone a caminar gozosos.

A quien prepare su corazón, como María o Isabel, Dios entre otras tantas gracias espirituales o incluso humanas, no deja de darle el don del Espíritu Santo. Gracias a él podemos estar siempre alegres aun en medio de la adversidad, ser generosos con los demás, caritativos con cualquier persona porque sólo quien tiene a Dios puede darlo a los demás. Cristo viene, ¿estamos listos para recibirlo?

¡María! ¡Gracias por tu fe! ¡Gracias, porque tu generosidad arrancó del seno de Dios a nuestro Salvador el Señor Jesucristo! ¡Gracias, porque visitas nuestras almas! ¡Gracias porque nos traes a Jesús, como se lo llevaste a Isabel! ¡Gracias, porque con tu Jesús vives también en nuestros corazones!....
 Ave María, que tu ejemplo de vida entregada y tu docilidad al Espíritu Santo nos ayuden a ser fieles en al amor, comprometidos en el servicio.

sábado, 5 de mayo de 2012

Silencio y Palabra: camino de evangelización

Síntesis del mensaje del Papa Benedicto XVI,
46ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales,
20 de mayo 2012





Silencio y Palabra: Dos momentos de la comunicación que deben equilibrarse, alternarse e integrarse para un auténtico diálogo y una profunda cercanía entre las personas.


Silencio: Sin el silencio no existen palabras densas de contenido. La palabra que comunica es sacada del silencio. En el silencio escuchamos y nos conocemos mejor a nosotros mismos; nace y se profundiza el pensamiento, comprendemos con mayor claridad lo que queremos decir o lo que esperamos del otro.

Escucha recíproca: Callando se permite hablar a la persona que tenemos delante, expresarse a sí misma. Y a nosotros nos ayuda a no permanecer aferrados solo a nuestras palabras o ideas, sin una oportuna ponderación. Se abre así un espacio de escucha recíproca y se hace posible una relación humana más plena.



Relación humana más plena: En el silencio se acogen los momentos más auténticos de la comunicación entre los que se aman: la gestualidad, la expresión del rostro, el cuerpo como signos que manifiestan la persona. En el silencio hablan la alegría, las preocupaciones, el sufrimiento, que en él encuentran una forma de expresión particularmente intensa.

Las grandes preguntas: En el complejo y variado mundo de la comunicación emerge la preocupación hacia las preguntas últimas de la existencia humana: ¿quién soy yo?, ¿qué puedo saber?, ¿qué debo hacer?, ¿qué puedo esperar?

Diálogo: Es importante acoger a las personas que se formulan estas preguntas, abriendo la posibilidad de un diálogo profundo, hecho de palabras, de intercambio… Pero también de una invitación a la reflexión y al silencio que puede ser más elocuente que una respuesta apresurada y que permite a quien se interroga entrar en lo más recóndito de sí mismo y abrirse al camino de respuesta que Dios ha escrito en el corazón humano.

Elegir contenidos de valores: Las comunicaciones a través de los medios de comunicación se deterioran y pueden provocar un cierto aturdimiento, si la persona no selecciona con sabiduría programas e informaciones. El silencio y la reflexión ayudan a elegir contenidos de valores que enriquecen a la persona.

El anhelo de la Verdad: El hombre no puede quedar satisfecho con un sencillo y tolerante intercambio de opiniones escépticas y de experiencias de vida.
Todos buscamos la verdad y compartimos este profundo anhelo, sobre todo en nuestro tiempo, en el que “cuando se intercambian informaciones, las personas se comparten a sí mismas, su visión del mundo, sus esperanzas, sus ideales”.

Las redes sociales: Hay que considerar con interés diversos sitios, aplicaciones y redes sociales que pueden ayudar al hombre de hoy a vivir momentos de reflexión; a encontrar espacios de silencio y de oración, de meditación y de compartir la Palabra de Dios. El silencio orante es el lugar en el cual se elabora un lenguaje de comunicación con Dios. Para expresar esta palabra interior, quien ora calla exteriormente.
Palabra y silencio: Aprender a comunicar, aprender a escuchar, a contemplar, además de hablar… para un renovado anuncio de Cristo en el mundo contemporáneo.

Las Paulinas y los Paulinos trabajan en la comunicación, para dar espacio al Evangelio, y para que el bien y la paz se extiendan en el mundo.

miércoles, 25 de abril de 2012

Señor, envía a tu Iglesia abundancia de vocaciones

El próximo 29 de abril, domingo del Buen Pastor y cuarto de Pascua, la Iglesia celebra la XLIX Jornada Mundial de oración por las Vocaciones, que tiene como lema: “Toda vocación especifica nace de la iniciativa de Dios; es don de la caridad de Dios”.



Recordamos hoy que, en la historia de nuestra Iglesia, ha habido personas que han vivido como Cristo, “el Buen Pastor”. El testimonio de tantos hombres y mujeres, sacerdotes y religiosos, está bien claro para nosotros. Esta realidad ha de despertar en nuestra conciencia la urgencia de seguir pidiendo al Señor que haya muchos jóvenes, que respondan con generosidad a la llamada de Cristo, Buen Pastor.

La abundancia de trabajo pastoral es grande, la mies es mucha, por eso acudimos al Señor de la mies para que mande a su Iglesia muchas vocaciones, poniendo a la Virgen María, madre y protectora de las vocaciones, como intercesora.

Rezamos juntos esta oración del Beato Santiago Alberione, fundador de la Familia Paulina.

ORACIÓN:

Jesús Maestro, tú dijiste: “La mies es abundante pero los trabajadores son pocos”. Acogemos con amor tu invitación: “Rogad, pues, al Señor de la mies que mande trabajadores a su mies” (Mt 9,37-38). Suscita un amplio movimiento vocacional: “Todos los creyentes por todas las vocaciones”. Que aumente el número de sacerdotes. Que sean sal de la tierra, luz del mundo, ciudad situada en lo alto del monte, para la salvación de la humanidad, redimida por tu sangre. Que aumente el número de consagrados. Que llenen la tierra de institutos y comunidades que acojan a tus elegidos, que sean hogares de luz y calor, manantiales de espiritualidad y viveros de santos donde se cante: “Gloria a Dios y paz a los hombres que ama el Señor”. María, “la elegida de Dios”, madre y protectora de las vocaciones, ruega con nosotros, por nosotros y por todos los llamados. Amén.

viernes, 13 de abril de 2012

Jesús resucitado es nuestro amigo, el amigo de todos

La Pascua es el tiempo de la conversión, del paso a una vida más espiritual. Es la celebración de la conquista de la libertad.  Es disfrutar del gozo de la gracia. En Pascua se valora mejor el Bautismo, la Penitencia, la Eucaristía, y tantas cosas más. La muerte en la cruz era necesaria, pero no fue el final.

La estancia en el sepulcro era temporal. Jesús dijo que al tercer día resucitaría, y así lo hizo. Esa es la garantía de nuestra fe. Tenemos que creerle. Está vivo y habla contigo, conmigo y con todos nosotros desde estas páginas de Internet, desde la Palabra de Dios, en la Oración, en la Eucaristía.
Jesús quiere celebrar con nosotros su Pascua, su Resurrección. Y quiere que se lo digamos a todos. Estamos invitados a comunicárselo a nuestros amigos, a sus amigos que Él está vivo. Su reino es de vivos. Quiere una Iglesia viva, unas celebraciones llenas de energía. Quiere cantar con nosotros el Aleluya, el Gloria, y hacer y sonreír. Es el tiempo del gozo.

No le dejemos solo. Estamos invitados al banquete de bodas, al banquete de la vida. Nuestro lugar está reservado. No pongamos excusas para estar con Él, pues nos espera para que pasemos un rato agradable.

Como dice el canto: “Jesús, nuestra Pascua y amigo, por todos murió. Cantemos alegres, que resucitó, aleluya.”

domingo, 8 de abril de 2012

¡Celebremos la vida, celebremos la Resurrección!

Cristo está presente en el corazón de la historia. Pero ésta no será realidad plena sin nuestra propia colaboración. Los amigos directos de Jesús, los que le vieron sudar en los caminos, los que luego le vieron preso y triste, los que huyeron al verlo conducido a la muerte, han visto y sentido a su manera, han visto, amigos, ¡que Jesús está vivo! Y que se deja ver por quien tiene los ojos bien abiertos, el alma esperanzada y el corazón inquieto.

Les dice: paz, amigos, con vosotros. Es decir: la alegría, la salud, la fiesta, la promesa de una vida más bella y más humana. Jesús nos invita a celebrar la vida. Bebamos el vino del hombre nuevo. Acerquemos nuestra copa a la copa del Resucitado.

¡Que Cristo Resucitado nos conceda la alegría de su presencia viva, la alegría de su resurrección para que nunca nos dejemos abatir por la tristeza!

¡Felices Pascuas a todos!

jueves, 15 de marzo de 2012

Jóvenes en camino hacia la Pascua

Un grupo de jóvenes de una parroquia en Madrid comparten su vivencia cuaresmal en unión con el Papa y toda la Iglesia.

La Cuaresma es para mí:

- Es tiempo de pedir perdón a Dios y al prójimo, pero también de perdonar a todos los que me han ofendido.
- Es tiempo de confesar mis pecados e intentar no repetir mis culpas.

- Quiero hacer más sacrificios: no perder mi tiempo en juegos, evitar amigos malos que toman drogas y cervezas, evitar fumar; ser bueno y obediente con mis padres.
- Dar más ayuda en la parroquia.

- Hacer ayuno sobre todo los viernes.
- Ayudar  a las personas que me necesitan.

- Escuchar bien la palabra de Dios en las lecturas en la Misa y seguir lo que dice Jesús.
- Escoger los programas con valores que veo en la tele.



- No abrir un sitio web en internet que tenga pornografía.
- Cambiar mi modo de pensar y ser mas positivo.

domingo, 19 de febrero de 2012

Recordando la Primera Maestra Tecla y su buen ejemplo

Recordamos a la Venerable Tecla Merlo en el aniversario de su nacimiento: el día 20 de febrero.


Agradecemos el testimonio de la Hna. Adoración Perez en nuestro video quien hablaba de una experiencia muy concreta de Maestra Tecla en su oración, en su relación con las personas, y en sus visitas a las comunidades.

También, valoramos mucho el testimonio del Beato Santiago Alberione sobre Maestra Tecla. El decía:

"La Primera Maestra lo veía todo en Dios, todo proveniente de Dios, todo ordenado a Dios, todas las acciones enderezadas a la gloria de Dios. Cuando se ha llegado a este punto, el alma está preparada para entrar en el paraíso, porque el paraíso es glorificación de Dios. Fue un alma contemplativa. Rezaba en todas partes, porque estaba unida continuamente y en todas partes al Señor. Su espíritu se afinaba. La iluminaba una luz cada vez más brillante... Hacia el fin de su vida sobre todo escuchaba, reflexionaba y gustaba, [para] buscar solamente la gloria de Dios. Esto constituye el vértice de la santidad... Ya he dicho otras veces que la santidad consumada consiste precisamente en buscar sólo la gloria de Dios. La Primera Maestra había llegado a este punto".