¡Bienvenidos!

martes, 17 de septiembre de 2013

Sor Clara: es maravilloso vivir la vida por Dios


La hermana Clara nos mira con su sonrisa y nos dice que ha llegado al puerto de  la verdadera felicidad, después de muchos años vividos con un amor sin condiciones a Dios y a la misión paulina. Respondiendo a la llamada de Dios, entró en la Congregación de la Hijas de San Pablo a la joven edad de 16 años; y siempre fue agradecida y contenta por su vocación. 

Sor Clara era una persona generosa, alegre, disponible al servicio apostólico y entusiasta. Días tras días ha ido al encuentro de la gente desde la Librería, sembrando la Palabra de Dios y acompañándola  con su consejo y su sonrisa. Igualmente no se puede olvidar su amable relación de paz con todas las hermanas de la comunidad, su actitud maternal como superiora, su sentido de humor y su sencillez.

Sus fotos nos hablan de su serenidad, hasta la mayor edad, su cariño con todas las hermanas, que igualmente la querían mucho.

Sor Clara nos dice a todos, y dice a los jóvenes, que es maravilloso vivir la vida por Dios, consagrarla a su servicio, entregandola totalmente, porque quien pierde su vida para el Evangelio, la gana para la verdadera felicidad.


1 comentario:

PATRICIA PALLERES dijo...

Hola Hermana Alicia!!
Seguramente un maravilloso ejemplo de vida que ahora está muy cerca de Nuestro Señor!
Saludos cordiales!